Blog

Se trata de una prueba diagnóstica para valorar la permeabilidad de las trompas de Falopio. Es muy sencilla, se puede realizar en la consulta de ginecología y consiste en introducir a través del cuello del útero una fina cánula,  por la que se introduce una espuma con la que se rellena la cavidad uterina y realiza el recorrido de las trompas de Falopio, permitiendo por ecografía vaginal ver el recorrido que realiza esta espuma a través de las trompas y su salida hacia el peritoneo.

Es una prueba indolora tanto en la introducción de la cánula como en la instilación del contraste, que permite diagnosticar alteraciones de la permeabilidad tubárica, así como otras anomalías morfológicas uterinas.